Ideas que Inspiran

¡Ponete en acción y generarás un cambio!

¿Cómo hacer realidad los sueños?

Mi travesía hacia la maestría del YOYO

¡Felices 12 años de Oleada Joven!

Cada 30 de septiembre en Oleada Joven celebramos nuestro aniversario. Es que un día como hoy del 2004 casi por casualidad iniciamos esta gran aventura. 

 

Algunos jóvenes escuchábamos Radio María y habíamos iniciado nuestro camino de fe escuchando la Catequesis del P. Javier Soteras y el programa juvenil de la Radio, El Oasis. Eramos apenas 5 o 6 y ninguno sabía de la existencia de los otros. Pero teníamos una experiencia en común: nos habíamos encontrado con un mensaje que nos cambió la vida; no teníamos comunidad y la radio era como nuestra casa, aunque nunca hubiéramospuesto un pie en ella. Y así es que comenzamos a contactarnos mutuamente a través del ciber espacio y conocernos. En aquel entonces, el Messenger y el "hotmail" eran nuestros grandes aliados. 

 

Sentimos la necesidad de hacer escuchar nuestra voz juvenil, invadiendo de mails la casilla de correo del P. Javier en la Catequesis. Fue así cómo nació esta primera Oleada. A partir de allí muchos otros jóvenes se unieron a esta forma activa de vivir el Evangelio y decidieron unirse a las aguas de esta ola.

 

Atenta a la necesidad de trascender estos vínculos virtuales de amistad, Radio María en el 2005 organizó el primer encuentro personal de los "Oleadísticos". A partir de ese momento, comenzó un camino pastoral en el que se fueron conformando comunidades orantes, fraternas y pastorales en distintos lugares del país. 

 

Con el tiempo llegaría Oleadajoven.org.ar y nuestra gran aventura de lanzarnos en las redes sociales para anunciar el evangelio y a este Jesús que nos había cambiado la vida. Luego llegarían las Acampadas Marianas que cada año los 26, 27 y 28 de diciembre reúne a jóvenes venidos de todo el país para vivir la experiencia de un Dios que "vino y puso su morada en medio nuestro". 

 

Y acá seguimos estando, y llegamos hasta tu celular o pc y vos también hoy sos de la Oleada Joven y eso nos llena de alegría y de agradecimiento. A Santa Teresita del niño Jesús y al Padre Pío le seguimos confiando la vida de tantos jóvenes que han pasado y que continúan llegando a la Oleada. 

 

 

1