Mi travesía hacia la maestría del YOYO

Dos veces campeón del mundo de YOYO, Black mezcla la danza, el deporte y el rendimiento para crear momentos inolvidables usando su yo-yo.


A los 14 años, Black tomó su primer yo-yo. En un principio, no podía hacer ni el truco más fácil, pero luego de una semana de intentos se dio cuenta que en realidad podía volverse muy bueno. Cuatro años más tarde, y con muchas horas de práctica intensiva, ganó el título de campeón del mundo. 


Luego de su primer título, fue a la universidad y consiguió un trabajo. Sentía que había perdido la pasión, hasta que se dijo: "Yo en verdad quiero ésto para mi vida: Entretener y contagiar entusiasmo y alegría a través de mi yo-yo." De regreso a la competencia después de seis años, ganó el Concurso Mundial de Yo-Yo 2007, en la categoría de representación artística. 


Pero su historia aún no termina. Luego de la competencia, comenzó danza y formación acrobática para evolucionar sus performances, y convertirlas en nuevas expresiones artísticas llenas de ingenio y destreza.




 

Fuente: tedx.com

Etiquetas #TEdx #pasion #deporte
0