Ideas que Inspiran

¡Ponete en acción y generarás un cambio!

¿Cómo hacer realidad los sueños?

Mi travesía hacia la maestría del YOYO

¿Cuál es tu desierto?

Cuaresma, ¿Cuál es tu desierto?


En esta Cuaresma, al igual que Jesús, estamos invitados a pasar cuarenta días en el desierto. Si bien Jesús transcurrió en el desierto guiado por el Espíritu, nosotros también guiados por el mismo Espíritu somos conducidos al desierto de nuestro corazón. Un desierto espiritual, y no en su sentido estricto de la palabra, pero no por ello menos profundo y enriquecedor. 


Ir la desierto principalmente es un tiempo de cambio y de paso. Nadie se queda por mucho tiempo en el desierto, pues siempre se busca un oasis que de vida. 


En dicho lugar, encontramos aridez, sequía, pero también encontramos soledad, interioridad, oración....


En medio del desierto, en medio de prácticamente nada, encontramos lo mejor y muchas veces, tan necesario, lo que no queremos aceptar de nuestra fragilidad. 


Descubrimos en un momento de pausa que somos barro, que somos muy pequeños, desvalidos, y que Jesús en este tiempo de interioridad y encuentro nos invita a que abramos bien nuestros ojos y oídos del corazón para escuchar su Voz. Y ahí, de una manera muy humana y sincera, poder experimentar todo su amor y toda nuestra fragilidad. 


Cuaresma es un tiempo para experimentarse así....en el desierto. Es un tiempo para rever aquello que necesitamos cambiar, que necesitamos mejorar, o simplemente aceptar.


La invitación es muy sencilla pero a la vez, por ser tan sencillo, un poco compleja: ¿Cuál es tu desierto hoy?. ¿ Cuál es ese lugar o situación donde necesito que Dios habite y transforme mi desierto en un río de agua viva?....

Etiquetas #desierto #cuaresma
0