La fidelidad de un perro por su sueño

Muchos resaltan la fidelidad de lo perros para con sus dueños, ésta historia nos lo demuestra. Sucedió en Bahía Blanca. Se trata de Jesús Heuche, de 28 años, se accidentó y su perro, Tony no se despegó de él. "Para mí es mi hijo. Lo tenía en mi pecho y no dejaba que nadie se acercara", contó a un medio de comunicación cordobés. Esto ha conmovido a miles a través de las redes sociales.

 

Jesús estaba podando ramas a dos metros de altura cuando se cayó desde el árbol. Tony no se despegó de él acompañándolo hasta que vinieron a ayudarlo ¡hasta quiso subirse a la ambulancia!

 

Jesús había encontrado a “Tony” en las calles de la ciudad y decidió adoptarlo para sacarlo de su situación de abandono."Le doy todo mi amor y él me da todo a mí" "Estaba haciendo un laburito, fui a podar un árbol. Me faltaba la última rama para terminar el trabajo. Estaba hachando y perdí el equilibrio. Caí para atrás y me di la espalda contra el cordón y la cabeza contra el asfalto. Ahí perdí el conocimiento. Yo me desperté porque tenía a mi hijo, el perro, encima mío. Para mí, es mi hijo", Comentó el joven hachero.

 

Jesús contó que tenía a Tony en su pecho y que el perro "no dejaba ni que Defensa Civil ni que la Policía se acercara", porque "él pensaba que me querían hacer algo". "Como pude lo intenté calmar para que ellos hicieran su trabajo. Me pusieron un cuello ortopédico y una manta y se me volvió a tirar encima", relató.

 

Heuche, que tiene un hijo de 9 años, precisó que junto a su mujer adoptaron a Tony hace cuatro años y que, desde ahí, su mascota lo acompaña a todos lados.

 

“El amor que da una mascota que es rescatada de la vía pública muchas veces es mayor y gratificante. Esta muestra de amor incondicional se ve a través de cosas como ésta”, concluyó.

 

 

Fuente: Cadena 3

 

 

 

 

0