Evangelio del Día


Evangelio según San Mateo 12,38-42

reflexión

Un viaje con Dios: "Comer, rezar, amar"

"Para hallar el equilibrio que buscas debes tener los pies tan firmemente plantados en la tierra que parezca que tienes cuatro piernas en lugar de dos. De este modo podrás estar en el mundo. Pero debes dejar de mirar el mundo con la mente. Tienes que mirarlo con el corazón. Así llegarás a conocer a Dios".

 

Comer, rezar, amar. Este título les ha de sonar a muchos, e incluso quizás ya hayan leído el libro o visto la película que se titulan de esta manera ¿No? Si esto es así, entonces podrán ayudarme a recomendar esta peli para el finde que empieza. 

 

Con el título original de Eat, pray, love,  esta película fue dirigida por Ryan Murphy, quien adaptó el libro de Liz Gilbert, quien viajo por Italia, India e Indonesia y narró su historia personal de transformación.

 

Este film llegó a los cines en el 2010 y para ese entonces no la tuve en cuenta. Años después, cuando volví de Murcia con muchos desórdenes emocionales, la vi y me gustó pero no fue hasta que leí el libro que hizo un click en mi, pero ojo, no porque “El libro sea mejor”, sino porque vino a mi en un momento de mucho cambio y, en definitiva, no me sentí para nada incomprendida cuando leí la historia de Liz. Por eso, mi primera recomendación es que si estás buscando un cambio personal, o simplemente replanteándote diferentes cuestiones, esta historia puede ayudarte mucho.

 

Pero ¿De qué trata? Esta es la sinopsis: “Liz Gilbert (Interpretada por Julia Roberts) tenía todo lo que una mujer actual puede soñar: un marido, una casa, una exitosa carrera; pero como muchas otras personas, se encontraba perdida, confusa y buscando lo que realmente deseaba en su vida. Recién divorciada y ante la disyuntiva de qué camino coger, Gilbert sale de su acomodada vida y lo arriesga todo, embarcándose en un viaje alrededor del mundo que se convierte en una búsqueda para encontrarse a ella misma.  Durante sus viajes, descubre el verdadero placer de la comida en Italia, el poder de la oración en la India y, final e inesperadamente, la paz interior y el equilibrio del verdadero amor en Bali. 

 

 

Esta narración demuestra, principalmente, que hay más de un camino para dejarte llevar y ver el mundo. Este libro y ahora la película (Que por cierto, ya había visto antes) supuso para mí una aventura, viajar con la protagonista y escritora por estos tres destinos que van más allá de sitios turísticos a los que visitar y culturas que aprender, sino que abordan un mundo distinto: El propio, el interior y de qué manera nos encontramos con Dios en él. Y cuando nos referimos a Dios no hablamos de una religión, la protagonista bien lo demuestra: Podemos buscarlo en todos lados, desde la soledad de un cuarto de baño a un ashram en India. 

 

Una travesía en la que encontrar uno de los amores más importantes de nuestras vidas: El propio, a través del cual nos perdonamos, nos escuchamos y nos preparamos para amar a otros. El equilibrio, uff, palabra tan fácil de pronunciar y tan dificil de interiorizar, es posible si nos despegamos de nuestros prejuicios, nuestra cotidianeidad monótona, nuestra comunidad. Y para ello no es necesario viajar lejos, gastar dinero o apostar a un futuro lleno de objetos materiales, porque el cambio empieza por uno y Dios nos quiere así, como nos ha creado: Simples, con un corazón abierto a lo que Él tiene para regalarnos, y con un alma dispuesta a encontrar la paz y el amor en el prójimo. Del placer de disfrutar de las pequeñas cosas, al habito de rezar y agradecer por nuestro día a día, esta película te va a permitir reflexionar sobre tus pasos, aquellos que quieres dar y aquellos que dejarás atrás.

 

Terminar de releer esta historia y volver a ver esta película para mi supone despedirme de Sevilla, mi segundo destino dentro de España, porque para la próxima nota de este blog estaré de paso en Málaga para ya instalarme en Granada ¿Qué me deparará este nuevo hogar? Seguramene que, como a Liz, las oportunidades de encontrar a Él serán infinitas, sorpréndeme y donde sea que esté “Luz y amor” para todos los que me leen.

 

¿Te gustó el trailer? Entonces ya estás listo/a para verla haciendo click aquí. Que la disfrutes querido lector.

 

0