Sagrado Corazón de Jesús

La devoción al Corazón de Jesús existe desde los primeros tiempos de la Iglesia, desde que se meditaba en el costado y el Corazón abierto de Jesús, de donde salió sangre y agua.

 

La Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús se celebra el viernes posterior al segundo domingo de Pentecostés.

 

 

Tus pies descalzos

me hablan de oveja perdida,

de camino largo, de horas buscándome;

tus pies, únicos en el mundo

me gritan que debo caminar,

siempre hacia adelante sin mirar atrás.

 

 

Sagrado corazón, en Vos confío

Postrado ante tus pies, humildemente,
Vengo a pedirte dulce Jesús mío,
Poderte repetir constantemente:
Sagrado corazon, en Vos confío.

 

Si la confianza es prueba de ternura,
Esta prueba de amor darte yo ansío,
Aun cuando este sumido en amargura,
Sagrado corazon, en Vos confío.

 

En las horas más tristes de mi vida,
Cuando todos me dejen, ¡Oh Dios mío!,
Y el alma este por penas combatida,
Sagrado corazón, en Vos confío.

 

Aunque sienta venir la desconfianza,
Y aunque todos me miren con desvío,
No será confundida mi esperanza:
Sagrado corazón, en Vos confío.

 

Si contraje contigo santa alianza
Y te di todo mi amor y mi albedrío,
¿Cómo ha de ser frustrada mi esperanza?
Sagrado corazón, en Vos confío.

 

Y siento una confianza de tal suerte,
Que sin temor a nada Jesús mío,
Espero repetir hasta la muerte:
Sagrado corazón, en Vos confío.

Amen.

0