Evangelio del Día


Evangelio según San Lucas 19,41-44

reflexión

Hector y el secreto de la felicidad

Una vida común, siempre el mismo orden rutinario, los calcetines en el mismo cajón, una relación bastante estable, el mismo desayuno, ningún riesgo que correr ¿Y la felicidad no es acaso uno? Si, parece como si habláramos de la vida de mucha gente que conocemos o incluso de la nuestra ¿Por qué no? Pero en realidad estoy describiendo al protagonista de la película que quiero recomendarles esta semana: Héctor y el secreto de la felicidad.

 

No fue muy aclamada por la crítica que digamos, peroa mí me ha parecido una comedia muy interesante para resumir y reconocer lo que llamamos "felicidad", eso que tanto ansiamos, buscamos y que creemos controlar con manías y esfuerzos que se vuelven sin sentidos a diario.

Este film británico, dirigido y escrito por Peter Chelsom, nos convida un buen rato de risas y reflexión a través de la vida de Héctor (Simon Pegg), un joven psiquiatra cuya vida sufre muy pocos cambios significativos desde hace muchos años, una vida monótona, pero bajo control, o al menos eso es lo que él piensa pero ¿Es realmente feliz? Al escuchar a diario a sus pacientes se da cuenta de lo poco que conoce a la felicidad y que realmente no es capaz de ayudarlos a mejorar. Frustrado, se arma de valor y decide emprender un viaje de “investigación” para poder descubrir cuál es su significado.

La película nos conduce de momentos cotidianos a aventuras coloridas que lo ponen en frente a situaciones que pocas veces enfrenta nuestro protagonista. Su viaje interior en estos capítulos de su vida, le permiten descubrir qué es lo que tiene y cuánto lo valora ¿No les ha pasado? Buscamos siempre una respuesta a nuestras necesidades, lejos de todo lo que tenemos y que solemos no ver por la misma rutina. Entonces aparece algo o alguien que nos mueve a buscarnos, perdernos, y volvernos a buscar.

 

Durante la película uno mismo se somete a las ideas de felicidad que imperan actualmente y, poco a poco, se van difuminando en nuestras experiencias y vaya, qué equivocados podemos llegar a estar.

 

Los miedos cumplen un lugar fundamental en la historia ¿Hasta dónde nos permitimos volar? ¿Qué miedos de la infancia guardamos aún? ¿Qué metas hemos olvidado por miedo a fracasar? La infelicidad es, muchas veces, una respuesta a este sujeta brazos que es el temor que nos imponemos.

 

Creo que esta peli va a dejarles más que un buen sabor, sino que además les permitirá ver a su alrededor, ver más allá, y reflexionar sobre lo que realmente nos hace felices, o al menos eso logró en mí.

 

Hasta aquí, ya no te spoileo más, y si aún no te convenciste, te comparto el tráiler para que le eches un vistazo:

No olvides que “buscar la felicidad es una cosa, pero no podemos convertirla en una meta.” 

 

¿Te gustó? Pues estás a un click de verla, entra aquí.

 

 

0