Evangelio del Día


Evangelio según San Lucas 19,41-44

reflexión

La devoción del Papa Francisco por la escoba de San Martín de Porres

La llegada del Papa Francisco al Vaticano, tras el Cónclave que consagró al cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio obispo de Roma, trajo grandes cambios en la vida y costumbres de quienes allí viven. 

 

El Cardenal Bergoglio, conocido por su austeridad y sencillez, viajó a Roma para el cónclave con apenas algunas prendas, su breviario y un par de zapatos. Al ser elegido papa Francisco un sacerdote amigo le acercó su otro par de zapatos y su agenda de contactos. También le trajeron la imagen que lo acompaña desde hace tiempo, un San José dormido a quien, contó el mismo Papa: "cuando tengo un problema, una dificultad, yo escribo un papelito y lo pongo debajo de san José para que lo sueñe. Esto significa para que rece por ese problema". La imagen de San José se encuentra sobre su escritorio en la habitación número 21 de la Casa de Santa Marta. 

 

Además, según contó el padre Javier Soteras, director de Radio María Argentina, Francisco colocó una imagen de casi un metro de alto del santo peruano Martín de Porres en el hall de ingreso a su habitación. "Es que el santo mulato, Fray escoba, sabe barrer muy bien. El Papa dice que San Martín le ayuda a barrer tantas dificultades que tiene e, incluso, al mismo espíritu del mal que atenta contra la obra de Dios". 

 

Este año los obispos peruanos visitaron al papa Francisco y le obsequiaron un cuadro de San Martín de Porres donde se destaca su escoba. Allí dijo que "mientras algunos son devotos del santo, otros de la ecología", él es "devoto de la escoba”, lo que causó risas en los presentes.

 

San Martín de Porres puede convertirse en tu aliado cuando necesites barrer y hacer limpieza en tu vida. 

 

 

 

0