En Navidad todo se mueve

Navidad nos pone en movimiento. Todo se pone en movimiento ante el Niño Dios que nace.  El ángel se le aparece a María; María visita a Isabel; José se esta "marchando" y el ángel se le aparece en sueños.... Los magos de oriente se ponen en camino; los pastores son sorprendidos por un ángel que les anuncia la buena noticia que el Mesias nació, que lo van a reconocer viendo a un niño envuelto en pañales en un pesebre, y ahí se aparece un coro de angeles y los tronos celestiales alabando a Dios.


Nosotros también nos movemos al compas de la Navidad. Nos vestimos como mejor podemos y "vamos a comer a lo de" o vienen a casa; preparamos una comida especial, nos vestimos de modo especial y hasta la casa se adorna de un modo especial (arbolito, pesebre, luces, centro de mesa navideño). Ni hablar si en la casa hay niños. Sin contar regalos, fuegos artificiales, petardos, globos que vuelan, etc

También hay cosas más interiores que se mueven.... la familia que se desencuentra y se encuentra en este tiempo; el cierre de año; sueños, esperanzas... proyectos concluidos, o soñados a principio de año y que se esfumaron en el camino; personas que estan o no. Y la pregunta dando vueltas todos los años "¿qué tiene que ver esta navidad con mi vida? ¿esta vez de verdad irá a nacer el niño donde lo necesito en mi vida?".

 

En medio de tanto movimiento, ¿qué te dice el Niño? ¿A qué te invita? 

 

 

Etiquetas #navidad #Adviento #movimiento
0