Ideas que Inspiran

¡Ponete en acción y generarás un cambio!

¿Cómo hacer realidad los sueños?

Mi travesía hacia la maestría del YOYO

Para un pecador perdonado

Feliz, así se hace llamar hoy mi alma.

Feliz como un pajarito en su primer vuelo

libre y amado.

Bajé al fondo de mi vida, fuí a mi infierno

y vos me rescataste, me llevaste de tu mano y me protegiste.

Me ayudaste a combatir miedos disfrazados de monstruos.

Tu mano se hizo una con la mía.

En silencio me hablaste, despertaste sentidos,

me hiciste capaz, me ayudaste a crecer,

me abriste los ojos.

Desperté con miedo y vos estuviste ahí.

Corrí de regreso a tus brazos,

como un niño asustado vuelve a casa.

Hoy estamos de fiesta, celebrando la existencia del perdón.

Hoy ganó la vida ante la muerte.

Hoy ganó el amor.

0