Ideas que Inspiran

¡Ponete en acción y generarás un cambio!

¿Cómo hacer realidad los sueños?

Mi travesía hacia la maestría del YOYO

Amarte con toda la mente y con todo el corazón

Señor, tantas veces se me pasa la vida corriendo, 

de aquí para allá, 

queriéndole ganar tiempo al tiempo

para meter más "cosas" y actividades en la agenda. 

 

Y tu invitación es clara: el llamado es a Amar. 

Amarte y amar a los demás. 

Amar con toda la mente, con toda el alma, 

con todo el corazón. 

Amar con todo lo que tenemos. 

 

Que hoy pueda volver a experimentar

tu Amor inmenso por mí, 

inexplicable e inmerecido. 

Y que desde ese Amor pueda amar y amarte. 

Amar en cada una de mis actividades, 

en el estudio y en el trabajo, 

en el encuentro fraterno con quienes comparto la vida. 

Amar y amarte en todo. Con este amor, pobre,

pero no por ello menos valioso. 

Amar con todo lo que puedo y tengo. 

0