Evangelio del Día


Evangelio según San Lucas 12,13-21

reflexión

Evangelio según San Mateo 5,17-19

P Matias Burgui | 13/06/2018 | 1.179 vistas

Jesús dijo a sus discípulos: «No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice. El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.»

 

 

Palabra de Dios

 

 

 

 

 


 

P. Matías Burgui sacerdote de la Arquidiócesis de Bahía Blanca

 

 

 

 

En el evangelio de hoy, Mateo 5, del 17 al 19, la palabra nos presenta a Jesús, que es muy claro y coherente entre lo que dice y hace. El Señor no vino abolir nada, sino a dar cumplimiento. Fijate qué interesante esta palabra y qué bien nos puede llegar a hacer detenernos en su significado. A veces vemos al “Cumplimiento” como algo negativo pero, desde la perspectiva de Jesús significa algo positivo: cumplimiento es llevar a la plenitud.


Podríamos meditar un poco sobre nuestra vida y el cumplimiento. Quizás hoy, vos que estás escuchando, te podrías preguntar cuántas cosas han quedado sin cumplimiento en tu vida. Traducido: ¿estás encaminando tu vida a la plenitud?


Cuántas veces caemos en la frustración y nos tiramos abajo; cuántas veces pensamos que ya no podemos y empezamos a patear las cosas, perdemos las motivaciones y vamos dejando que el sentido de nuestra vida se desdibuje. Por eso, hoy es bueno poder revisar la coherencia entre lo que digo y lo que hago, tener un propósito, creer en la capacidad de uno mismo, pero sobre todas las cosas, creerle a Aquel que nos promete que todo terminará bien. Ese es Jesús, el que nos sostiene y anima. Por eso, no te cargues responsabilidades vos solo, vos sola. Hoy el Señor te quiere ayudar a que camines la vida con una mirada nueva. Acordate, el centro no sos vos, es Él. Jesús quiere llevarte a la plenitud, ¿lo vas a dejar?


Dice el Señor: “el que cumpla el más pequeño de mis mandamientos”. Es decir, se puede, se puede cumplir y encontrarse verdaderamente con el Señor, que viene a traerte la vida y la Vida en Abundancia. Fijate en tu corazón si estás escuchando ese llamado. Y desde ahí, enseñar, compartir, animar, sostener, decirle al otro “yo creo en vos”, “sos valioso, valiosa”, “vos podés”. Encontrate con Jesús para tener sentido y compartí ese sentido con tus hermanos para llegar a la Plenitud que solamente Dios les puede dar.

 

Que tengas un buen día, y que la bendición de Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo te acompañen siempre. Amén.

 

0