Publicaciones más Votadas

Ideas que Inspiran

¡Ponete en acción y generarás un cambio!

¿Cómo hacer realidad los sueños?

Mi travesía hacia la maestría del YOYO

No apartes de mi tu bondad

Cuando me extravio sales a mi encuentro. Cuando decido abandonarte Dejas que prosiga mis caminos, soy libre. Pero igual, sigues ahí, junto a mi.

 

Bien, me siento muy bien, puedo seguir, noto que no era tan necesiario estar de tu mano. Pero ¡cómo eres Señor! , sigues junto a mi, pero no como ayer, ahora decidí alejarme unos pasitos... me encuentro bien aquí. .. Sueltame, sueltame. Porque me encuentro bien, puedo sola.

 

Pasan los días de pronto y sigo pero ya no te veo, ni cerca, ni a unos pasos... Me pregunto: ¿a dónde te has ido mi Jesús? , justo ahora que te necesito. Y miro a mi alrrededor, y no te encuentro. Debo reclamarte, Me has abandonando. Cansada del camino, tomo un descanso, me cansé de andarte buscando. En el silencio, en mi interior es cuando suena el: "Aquí estoy". Jamás te fuiste, fui quién emprendió la retirada ... En el susurro puedes sentir que te dice, "Te has desviado del camino que mi Padre con tanto amor pensó. .. pero espera, ten fe y no te preocupes...

 

"Mi Padre Dios y Él tiene todo bajo control, ahora me has encontrado a mi, como tu guía en lo íntimo de tu interior y esa es la batalla ganada porque reconoces que Soy quién vive en ti... Quién se hospeda como un dulce huésped del alma y si tu me quieres siempre estaré aquí contigo guiando tu camino".  M.L

0