Publicaciones más Votadas

Dios misericordioso

Oh Seńor!, yo creo y profeso que Tú eres el Cristo Verdadero,

el Hijo de Dios vivo que vino a este mundo

para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.

Acéptame como participante de tu Cena Mística, oh Hijo de Dios!

 

No revelaré tu Misterio a tus enemigos,

ni te daré un beso como lo hizo Judas,

sino que como el buen ladrón te reconozco.

Recuérdame, Oh Seńor!, cuando llegues a tu Reino.

 

Recuérdame, oh Maestro!, cuando llegues a tu Reino.

Recuérdame, oh Santo!, cuando llegues a tu Reino.

 

Que mi participación en tus Santos Misterios,

oh Seńor! no sea para mi juicio o condenación,

sino para sanar mi alma y mi cuerpo.

Oh Seńor!, yo también creo y profeso que lo que

estoy a punto de recibir es verdaderamente

tu Preciosísimo Cuerpo y tu Sangre Vivificante,

los cuales ruego me hagas digno de recibir,

para la remisión de todos mis pecados y la vida eterna.

 

Oh Dios!, se misericordioso conmigo, pecador.
Oh Dios!, límpiame de mis pecados y ten misericordia de mí.
Oh Dios!, perdóname, porque he pecado incontables veces.

 

 

San Juan Crisóstomo

0