Evangelio del Día


Evangelio según San Mateo 11,11-15

reflexión

Ideas que Inspiran

¡Ponete en acción y generarás un cambio!

¿Cómo hacer realidad los sueños?

Mi travesía hacia la maestría del YOYO

Tiene 12 años y da clases de apoyo para que nadie se lleve materias

03/12/2018 -  Nico tiene 12 años y es el profesor más famoso de su pueblo. En su barrio muchos chicos reprobaban materias y repetían el año. Esa realidad lo interpeló y se le ocurrió ofrecer clases de apoyo gratis. 
 
Fundó su propia escuelita que lleva el nombre Escuela "Unidad y Patria" y que cuenta con dos grados, jardín de infantes, pizarrones, libro de asistencia, biblioteca, armarios y hasta una campana para llamar a los recreos.

 

 Alejandra, su mamá, dijo a Clarín: “Lo que hace es conmovedor, comenzó como una travesura con dos niños y fue creciendo hasta convertirse en algo muy grande”.

 

 

“Nico”, es el cuarto de cinco hermanos, vive en la provincia de San Juan y con tan solo 12 años se convirtió en profesor de 36 alumnos que diariamente acuden a sus clases. Según una nota publicada por Clarín, desde que tenía ocho años comenzó a preocuparle que otros chicos de su barrio, Las Piedritas I y II, no pasaran de grado. Por eso, empezó a darle clases particulares a sus primos, y cuatro años después, “fundó” su propia escuela “Patria y Unidad”, en el fondo de la casa de su abuela.

 

“Patria por los colores de la bandera y Unidad porque es lo que queremos los niños”, explicó a ese mismo medio. Y contó que aprendió sólo a enseñar. Su barrio está localizado a 20 kilómetros al sur de la capital de San Juan, en el departamento de Pocito. En poco tiempo, toda la comunidad estuvo al tanto de lo que ellos llaman “la escuelita más famosa del lugar”.

 

Es que la más orgullosa de todas es Ramona, que también colabora con Nico aportando la copa de leche, para que los chicos que lleguen puedan comer y tomar algo caliente. Ella no puede creer cómo su nieto le pone tanto corazón al proyecto escolar. "A él nadie le ha enseñado, ha salido adelante solo. Y ahora él le enseña a los otros niños; mire qué alegría que tengo yo. ¡Pasame la linterna, Nico! Para que vean con qué alumbrás en la noche", la abuela explica que esa escuelita tiene hasta tres turnos, porque los niños a veces llegan de noche para estudiar.

 


"Corrige con lo que puede y a veces corta un lápiz por la mitad y le da un poquito a cada uno y así los hace escribir. Es grande, muy grande lo que hace Nicanor".

 

 

 

0