Evangelio según San Mateo 5,27-32

P Gustavo Gatto | 13/06/2014 | 2.719 vistas

Ustedes han oído que se dijo: No cometerás adulterio. Pero yo les digo: El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón.


Si tu ojo derecho es para ti una ocasión de pecado, arráncalo y arrójalo lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehena.


Y si tu mano derecha es para ti una ocasión de pecado, córtala y arrójala lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehena.


También se dijo: El que se divorcia de su mujer, debe darle una declaración de divorcio. Pero yo les digo: El que se divorcia de su mujer, excepto en caso de unión ilegal, la expone a cometer adulterio; y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio.



Palabra de Dios



 


 P. Gustavo Gatto Asesor de  la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Villa María

 

Queridos jóvenes, el Evangelio de hoy se sitúa dentro del sermón del monte del Evangelio de Mateo, podemos decir que la propuesta moral de Cristo en el Evangelio de Mateo. El documento de aparecidas cuando habla de en qué consiste la vida plena que Jesús nos viene a traer , dice que, la vida plena incluye muchas cosas y también incluye una sexualidad plenamente vivida según el Evangelio, la Buena Nueva de Jesús también es buena nueva para nuestra dimensión de varones y de mujeres, de seres sexuados.


La sexualidad humana como una buena noticia, como posibilidad de encuentro, pero también como todo lo humano esta atravesado por este misterio del pecado original, el misterio de la iniquidad como llama San Pablo.


En nuestra vida también hay situaciones que no nos ayudan a vivir nuestra dimensión de hombres y de mujeres, de varones y mujeres para el encuentro. Esas son las situaciones que hoy Jesús nos invita a cortar para que de verdad nosotros podamos desde nuestro ser varones y mujeres , desde la situación de vida, desde el estado de vida de cada uno, vivir esta buena noticia de Jesús que incluye también nuestra dimensión sexual, la sexualidad como posibilidad de vida que es el encuentro con el otro a partir de mi ser varón y de mi ser mujer.


¡Que tengas una buena semana!

1
  • Sebastián L. González Rueda
    Sebastián L. González Rueda Todas las cosas corporales que nos dio Dios están para el bien. Por eso el ojo debe ser utilizado para llenar nuestra mente de cosas buenas. Las manos están hechas para construir y no para destruir.
    La tecnología está fabricada para que cada día seamos me...  más
    15 de junio de 2014