Evangelio según San Mateo 22,34-40

P Gustavo Gatto | 22/08/2014 | 4.999 vistas

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en ese lugar, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: "Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?".


Jesús le respondió: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas".


Palabra de Dios




 


P. Gustavo Gatto Asesor de la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Villa María

 

¡Hola queridos amigos y amigas de la Oleada Joven!


Hoy nos encontramos con Jesús que nos sintetiza la ley de Dios y el Evangelio, diciéndonos que lo más importante es amar al Señor con todo el corazón y amar a los demás como a nosotros mismos. Luego el Evangelio muy fundamental pero también es un Evangelio tan trillado que tenemos la tentación de poder escucharlo sin escucharlo y poder decir: "ah a ese ya lo sé".


Le pedimos al Señor que ante este Evangelio podamos volver a sorprendernos, volver a descubrir su frescura, volver a descubrir su hermosura en este programa de vida que el Señor nos propone. Hemos sido creados para amar y amar no es teoría, amar no es solamente sentimiento ni sentimentalismo, amar es decisión, amar es opción, amar es obra, obra a Dios y obra a los hermanos que nunca se pueden separar.


¡Que tengas una buena semana!

 

0